Youtube Twitter Pinterest Facebook Google + LinkedIn

 

Bienvenido a Montenegro Agencia

5 motivos por los que, aunque parezca sencillo, diseñar es tan complicado
 
Así lo decía el reconocido diseñador Paul Rand, y por eso de “sencillo” es que hay una percepción generalizada: diseñar es fácil y cualquiera lo puede hacer; esto crea la imagen que diseñar no es una profesión muy necesaria.
 
He logrado reconocer varios obstáculos en mi carrera como diseñadora gráfica que son constantes en distintas disciplinas; estas dificultades hacen que la carrera de diseñador en Colombia no sea tomada en serio por empleadores, clientes y por los propios profesionales.
 
El mercado necesita que los diseñadores tomen las riendas y empiecen a cambiar esa imagen.
 
 
Cuando solo el resultado es la meta, el interés por el proceso se reduce
 
En los desarrollos de diseño en los que he participado he aprendido que el diseñador debe ser constante y persistente, que debe presentar los procesos creativos a su cliente y no solo el resultado porque las evidencias valorizan el trabajo y de paso capacitan y amplían la visión del cliente. Facilitar información de valor al cliente fortalece la relación comercial y puede garantizar nuevos proyectos.
 
 
Si el mercado no exige diseñadores excelentes, los diseñadores no necesitan serlo
 
El mercado hace ver al diseño gráfico como una carrera para personas facilistas; esta idea afectan la forma en que los diseñadores se ven a sí mismos: muchas veces solo diseñan lo que les piden y cobran lo que les ofrecen.
 
Esto afecta la manera como valoramos nuestro trabajo, ya que si los clientes no están dispuestos a pagar un proceso sincero y profundo de diseño por un bienestar a largo plazo, los diseñadores deben ajustarse a la oferta y así se mantendrá la relación de malos diseños - malos pagos.
 
Diseñador: si el mercado no lo exige, enséñale que un excelente diseño vale la pena
 
 
A los diseñadores no nos enseñaron cómo cobrar por nuestro trabajo
 
Esto me recuerda que el dilema de no saber cobrar un diseño puede venir desde la academia: en mi formación y en la de muchos colegas no tuvimos acceso a planes de gestión, administración y emprendimiento.
 
A la hora de enfrentarse al mundo real del diseño nos cuestionamos por el hecho de no saber cómo ganarnos la vida con lo que hacemos porque no sabemos cuánto vale nuestro trabajo.
 
La academia debería ofrecer cursos o herramientas reales para que los diseñadores tengan la capacidad de vivir de su trabajo y no morir en el intento, así el mercado tendría que pagar lo que realmente vale un diseño.
 
 
¿Y cuando el diseñador es quien no hace méritos para ganarse lo que se le está pagando?
 
Esta es la situación en la que el ego de un diseñador pasa sobre su diseño, donde no se interesa por las necesidades y el diferencial de una empresa o marca, no hace uso de su conocimiento para hallar la mejor solución.
 
He visto muchas veces que el diseñador no acepta que su diseño es deficiente y debe ser replanteado porque no es la solución que beneficia más al cliente, arriesga el proyecto, hace que se pierda tiempo en el proceso y se genere malestar en el entorno laboral.
 
También ha ocurrido que los diseñadores no saben trabajar en equipo y no aceptan sugerencias; simplemente abandonan el proyecto.
 
Hay que aprender a manejar el ego para reforzar un concepto, una pieza, salvar una presentación, entre otros.
 
 
No siempre podrás ser el dios de tu diseño, siempre diseña para las personas no para ti
 
He aprendido que diseñar para las personas es más efectivo y duradero, desde el punto de usabilidad, experiencia y rendimiento porque mi diseño es un mensaje que debe ser leído como se planeó.
 
Cuando realizamos proyectos de Branding o Web en la Montenegro Agencia siempre es la necesidad del cliente la que dirige los procesos, guiada claro, por nuestra experiencia y conocimiento, pensando siempre en que las soluciones de diseño estén de la mano de la comunicación interna y externa de la empresa, que se apropien del mensaje.

Diseñar es complicado, debes hacer que otras personas entiendan tu mensaje, que puedan usar tus diseños fácilmente, deben poder acceder a tus diseños desde cualquier dispositivo, tus diseños deben ser versátiles que puedan ser reproducidos en distintos materiales y tamaños, deben durar y perdurar mucho tiempo, que no pierdan su genialidad en poco tiempo.

 

Escrito por:

Diana García - Diseñadora gráfica