Youtube Twitter Pinterest Facebook Google + LinkedIn

 

Bienvenido a Montenegro Agencia

Sigue este consejo: diseña para las personas, luego llegarán los premios
 
 
En general aprendimos que el diseño permite sortear situaciones, resolver problemas, ayuda a conectar personas y plantea muchas nuevas preguntas. El diseño gráfico, como herramienta de comunicación, tiene un enorme poder -dijo Antanas Mockus en una conferencia hace muchos años, y es cierto-, puede mover enormes masas de personas hacia grandes causas o hacia enormes precipicios.
 
A lo largo de mi vida profesional he podido conocer y reconocer el enorme talento de grandes diseñadores con quienes compartí horas en el salón de clase, horas de “fotosíntesis” en los verdes prados de la universidad y una que otra actividad de orden social.
 
Como docente me ha impresionado ver la manera como los estudiantes y profesionales en formación son conducidos a resolver problemas desde la publicidad, el diseño, el marketing y la comunicación social, con el único objetivo de ganar un premio. ¿Por qué? ¿Para qué? ¿en qué momento este se convierte en un nuevo norte? 
 
Claramente los premios son interesantes, llamativos, estimulantes y nos sirven para jactarnos de lo buenos que somos, pero en general, en estos ya casi 8 años de experiencia en Montenegro Agencia hemos encontrado que los procesos de comunicación pueden mejorar empresas, familias y en general, salvar vidas -incluyendo las nuestras-. Siempre hemos trabajado con ese fin: aportarle a la gente, ayudarles a resolver sus problemas y volvernos socios de sus proyectos de vida; lograr que les vaya bien, para que nos vaya bien y nos sintamos tranquilos por haber hecho bien la tarea.
 
“Diseña para la gente, no para ganar premios”, dice Timothy Pretero en una charla divertida y conmovedora sobre un maravilloso desarrollo logrado por él y su equipo -"la incubadora perfecta para neonatos del mundo en desarrollo”- que pese al reconocimiento, no llegó a la fase de producción. Dura lección.
 
 
 
Diseñadores que trabajan por convicción
 
Volviendo a mis compañeros de 'la u'., confieso que cada día me alegra más haber sido parte de esa ‘camada’ y vale la pena reconocerlos (puede que olvide a algunos, por favor disculpen):
 
Piedad, Juanito y Milena dirigen programas académicos de diseño en grandes universidades; Fabián Garzón es un experto web en temas de “Concept Design, Innovation, Strategy, and Experience Design” y le rompe la cabeza la idea de enseñar esos temas; Diego Bermúdez (Dieguito) se ha llenado de premios, como reconocimiento a su labor con el cartel, con el diseño y con su labor docente.
 
Andrés hace maravillas gráficas muy a su estilo y tuvo un gran, merecido y tardío reconocimiento a su bello trabajo sobre Macondo. Para cerrar, no se puede olvidar a único, Muyi Neira, quien falleció hace ya casi tres años dejando un legado de gran importancia para la animación.
 
No puedo dejar a un lado a dos diseñadores de tipografías que merecen mi respeto y admiración por su gran aporte: César Puertas y John Vargas, que este momento espero siga haciendo grandes cosas en el cono sur -al ritmo de Pastor López-.
 
Estoy seguro de que todos ellos han ganado grandes reconocimientos gracias a su enorme contribución al mundo, a las personas; por el diseño y la solución; por resolver cosas, compartir ideas... no por diseñar para ganarse los premios.
 
En Montenegro Agencia le ponemos el corazón a cada proyecto, siempre pensando en lo que nuestro cliente necesita y no en el reconocimiento o el los premios que podamos ganar. ¿Quieres ver algo de lo que diseñamos en Montenegro? Ingresa aquí.
 
Escrito por Joaquín Joya
Director Ejecutivo